miércoles, 8 de septiembre de 2010

Cáceres, de mi mano


Pienso que no hay que visitar con frecuencia los lugares que nos han "encantado" .
Cuando la tribu está floja, uno invita y te miran con cara de ehhhh?!#@?!, no se debe tardar mucho en coger las llaves del coche y avisar que tienen supervivencia asegurada por unos dias.
Reconozco mi placer por viajar sola. El momento auto se me hace maravilloso. Por un lado me despierta un sentido de libertad, que en momentos se puede sentir coercionado por el precio en euros de la gasolina, y por otro una omnipotencia de saber que puedo llegar a cualquier parte dentro del Viejo Mundo aunque tarde días.
Otro gran incentivo es que guardo la memoria argenta respecto de las distancias (cosa que aterra a los espanoles) Lanzarme a hacer 4 horas, y estar en el medio del pais que me alberga, me da risa; contando que yo le ponia 1hora y más de Flores a Vicente Lopez donde trabajé unos anios. Una hora hoy es para mí: Sevilla. Paro y tomo cafe, calculo otra hora y media a Mérida por la A66 y de ahi otro rato derecho hasta Cáceres, plena Extremadura.
El coche fiel amigo me protege de las multas, ultimamente aterradoras, con un botoncito que marca y mantiene los 120 km reglamentarios y me deja, además, el pie libre para lo que guste el pie.


Llego a Cáceres, me meto en un hotel sin ninguna personalidad, pero que ofrece the basic. No más para contar in that department. Parto a recorrer la ciudad. Son las 4:30 mientras cruzo la Plaza Mayor. Parecen que tiraron una de neutrones. Compro agua y un librito que me cuenta Cáceres entre imágenes.
Empiezo a callejear y apenas cruzo el Arco de la Estrella me doy cuenta que me he metido en una gran puesta escenográfica. Perfecta ciudad medieval en su mayoria S.XV con mucha estirpe y abolengo. Todo es piedra y muros rojizos. En esto se diferencia el sur del norte. Pasando el cuandrante medio Espana se vuelve roja, deja el blanco calcáreo de los pueblos míos aliados del sol y toma esa tonalidad sombría pero a mi gusto más encantadora y elegante.
Me sumergo en el laberinto del quince. Es imprevisible su recorrido. Patrimonio histórico de la humanidad.


En cada visita a ciudades europeas escucho los mismos vestigios. Primero los romanos (ésta sí que fue toda una civilización con ultrapoderes, jolin! estuvieron por todas partes) y por eso el nombre de Caecerea... despues los árabes, la judería, y los innumerables nombres de Reyes Católicos y de batallas patricias. Derretida, me sumo a una visita guiada donde aprendo lo que cualquiera puede leer sobre el lugar.

Llego al hotel con tres granizados de limón en el cuerpo. Y sigo con sed!
Me meto en un banio de agua fría acompanada de Borges a quien leo con extrema lentitud.
Salgo hasta la cama donde continuo una hermosa siesta hasta pasadas las 11pm.
Pero, vuelvo a salir.


Y todo cambia. Cuando me meto de nuevo en el casco monumental escucho pasos que no veo, las luces de altas farolas dan nuevos reflejos a lo rojizo, de alguna propiedad escucho una guitarra flamenca. Todos ya están recogidos detrás de aquellos muros medievales. Me dejo llevar y perder en esa masa pétrea. Ya no aprendo la ciudad vieja ni la veo, la siento. Me conmueven mis propios pasos lentos y respetuosos. Hay olor a higos y a madreselvas, la luna es implacable y yo sigo abriéndome entre plazas y achicándome en callejones oscuros. Escucho otros pasos, se difuman. Y ese olor a higos ...
Me voy. Sé que no volveré por la manana, ni que miraré atrás cuando me vaya.
He sentido el lugar, he viajado en él. Y sé también que tardaré mucho en volver.

21 comentarios:

Juan Moreira dijo...

Yo pasaría a Francia, de ahí al norte de Italia, bajaría por una costa, iria en ferry a Sicilia, subiría por la otra costa, de ahí a la vieja Yugoeslavia, ...¡hasta Praga no paro!!!

que envidia

Hace muchos, muchos años, el hermano de una novia hippie que supe tener, comró una traffic de descarte en España y termino recalando en Iran. Fueron dos años trabajando y viajando al mismo tiempo

mary poppins dijo...

yo pensé que Ud. doblaria a la izquierda

Juan Moreira dijo...

Ud está un poco agresiva conmigo. ¡Y yo que la quiero tanto!

Un día voy a doblar a la izquierda y no vuelvo más

Mary Poppins dijo...

Cómo puedes quererme tú a mí?!!?

dentro de poco debo ir a Leon y de ahí, yo sí doblo a la izquierda

Juan Mo dijo...

no se dice tu, se dice vos...

¿que queda a la izquierda de Leon?

Mary Poppins dijo...

google map it

PG dijo...

Divino el lugar y las fotos recogen tu espiritu muy bien

Tan bien te lo pasaste acá que desde entonces no volvés ....

Ya volvimos
beso

Mary Poppins dijo...

PG: yo saque las fotos

ves mi deseo por volver es cada vez mayor aunque ahi fui tan feliz ...

yo dijo...

de mi mano, vos!

unoquesabe dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
La herida de Paris dijo...

"el pie libre para lo que guste el pie.".

A mi pie se lo que le gustaría: una ojota y a la playa.

Mientras tanto sufre el abrigo de una media, miemtras subo al "10".

Ya llegarán tiempos mejores para el pie (y para la cabeza).

Saludos y gracias por el paseo (a pie).

La condesa sangrienta dijo...

Qué lindo viaje Mary!
El suyo y el que nos regala al leerla.
Un beso

Mary Poppins dijo...

Opi: me hizo reir.

Conde: beso hacia mardel.

JuaniM dijo...

14

a esta hora debes estar preparando la comida. ¿que comemos hoy?

Mary Poppins dijo...

cociname vos, recien llego de trabajar

girlontape dijo...

quien es este Juan Moreira que tanto le gusta QM...? hmmm?
dp coincido con él: FR-ITA-ferry-Sicily-DALMATIAN ISLANDS etc
en fin: me pediste REDlink si no me equivoco... here is is ojalá ande, kisses

Mary Poppins dijo...

GoT: sí, andó, y me parecio muy interesante el de arte contemporaneo

Anónimo dijo...

¿y?

girlontape dijo...

qué te cocinó al final tu pretendiente...? ojalá algo rico :)

Adriano dijo...

Pops! pero un rato que no vengo y anda haciendo estragos con la muchachada por favooooor. Muy linda la bitácora de conductora, mi pie necesitaría ese sistemita viajando en estas pampas.. besinhos

Mary Poppins dijo...

anonino:
y nada ...

Got: no me cocino nadie, me tomé un te

adriano: el pie solo, solo no me da mucha utilidad, ahora los dos juntos, pufff