viernes, 16 de noviembre de 2007

San Rafael 21

Al llegar por primera vez a la casa donde luego viviría por dos años, supe que estaba en España.
Abrió la cancela Jesús, el mayordomo de una hermosa casa andaluza de 200 años. Después de hacernos pasar con mal gesto, siguió vistiendo unos manequíes que bordeaban un patio andaluz cercado por pilistras.
-Venimos para ver la casa. Yo soy la muchacha que llamó por teléfono.-
-Pasen- dijo sin prestarnos atención.
Mi primera impresión jamás cambió. La casa, ubicada en la calle San Rafael 21, cual casa de los espíritus, me fascinó de inmediato. Mi marido me observaba con cierta desconfianza y adivinando el final de la historia. Perceptible como soy, le susurré en su idioma: -I love it, we don’t need to buy it, but it looks like an unique house, seremos felices aquí, ya verás- esto último me lo decía a mí.
-Qué está haciendo?- Le pregunté a Jesús mientras esperábamos a la dueña.
-Les peino la peluca a los manequíes y los visto según la estación._
-ahh-
-Como ya empezó el invierno, éste lleva el traje de lana y la peluca rubia. Bueno, la peluca la lleva todo el año, pero hay que peinarla para sacarle el polvo.-
-ahhh-
-La señora me lo ordena, que quiera que haga- dijo Jesús revoleando ojos y haciéndonos saber de la mala convivencia entre patrona y empleado.
Tambien bordeaba el patio una estatua, más grande que mi marido, comprada en la Rue Bonaparte de París y que imitaba la figura de San Agustín con la mano izquierda alzada hacia nosotros. En un rincón, como en un altarcito, otra figura representaba a San Antonio, pero estaba de espaldas. De repente apareció Doña Pepa, bajita y gorda como un corcho, pero de la que emanaba una autoridad que nos intimidó. Sin perder tiempo, se refirió al santo diciéndonos: -Ese San Antonio, es un hijo de puta, guapa, lo tengo castigao desde enero.- siguió -Le pedí que me encontrara unos papeles, y el muy cabrón no me hizo caso, y ahí se queda, castigao!- Cambiando sutono se dirigió a mí -cuando se te pierda algo, cariño, le pides a Ramón Nonnato, que de los cojones te ato y que hasta que no encuentres lo buscado, no te los desato- inmediatamente y cogiendo un trapo hizo una breve demostración de unos nudos esquineros y lo arrojó por el aire. Mi marido comprendió, como cualquier otro hombre, el tema de los cojones sin necesidad de traducción. El trapo que casi le pega, le causó la misma e internacional aprehensión de los hombres hacia su propio mundo genital.
-Con los pulpos que se venden por la calle, tú ni te metas. Me avisas a mí o a Jesús. El los cuelga en la cuerdas de la ropa y le dá con la escoba hasta achucharlo bien, para que el bicho se ponga tiernito. Y luego, blublublublbu a la olla desde la 7 para que hierva mucho rato. Pero tú no! de eso, Jesús!!!- quien seguía revoleando los ojos molesto.
La fascinación impedía traducirle a Mr. Poppins, quién aún sin entender sabía que acabaría rindiéndose ante la inevitable diversión de su mujer. En ese momento supo que en San Rafael #21 viviríamos, o tendría que aguantarme. He, again, comparaba su científica mente neoyorquina con las imágines almodovarianas de las que ya formaba parte, y que terminaría arrendando por los siguientes 2 años.
“Para las cenas que organices, Jesus se encarga”. Doña Pepa seguía explicando. Y, vaya si eso me gustó.
Finalmente, allí nos instalamos.
Yo, que debo confesar nunca he logrado acostumbrarme a las mudanzas, me senté en una sillita una mañana de febrero en la entrada del recibidor, mientras “Mudadoras Ferris International” entraba cajas y más cajas. Los hombres decian: “138” a lo que yo contestaba sonriendo “ para el cuarto del fondo, por favor”, "657", "cocina, gracias", "377", "baño de entrada", "276" "trastero por favor", "389" "huéspedes", etc. Y así, por 10 horas más. Yo, que esas situaciones me paralizan, pensaba que sólo el paso del tiempo sería capaz de acomodar el contenido de esas cajas. Así me quedé sentadita toda la mañana viendo cajas entrar y entrar. Parecía estar jugando al bingo, porque sólo tachaba números en mi tablita de inventario de cajas al cantar los mudadores los números correspondientes.
A los pocos días del bingo de la mudanza, el marido estadounidense empezó a conectar las computadoras y otros equipos de alta tech. La manzana entera de San Rafael, perdía la luz cada vez y en cada intento. Jesús salía por órdenes gritadas por la señora, a buscar a cualquiera que entendiera de enchufes. En caravana entraron a mi casa, Paco el de la fotocopiadoras del callejón del Aire, Manolo, el electricista del Ayuntamiento, y lo mejor de todo, Doña Rosario que vino con un destornillador en la oreja a meterse con los equipos de avanzada de mi cónyuge. Doña Rosario le hablaba gritándo y muy divertida en español al americano, quien le contestaba sonriendo and very politely of course, “no problemas!!!" and to me "pleeeeease, can you stop them and explain to them do not touch my equipment, please???”
Yo reía internamente sin parar por el contraste de aquella situación y pensaba: acá me quedo!!!.
Sí, acá me quedo yo, en la cuesta de San Rafael 21, en esquina con la Peña Flamenca El Agujeta, y a dos calles de los Pollos del Señor Pablo.

Así, en esa casa de 200 años, conocí todo lo que hasta hoy conozco de España.

25 comentarios:

Bombón Asesino dijo...

Yo tampoco me acostumbro a las mudanzas. Pero que bello es llegar a la casa que una estaba esperando encontrar. Y que bueno que no sólo "el paso del tiempo sea capaz de acomodar el contenido de esas cajas" sino la vida que uno va construyendo en ese nuevo lugar que eligió en el mundo.

elastichica dijo...

Pensar que todavia no conozco la calle San Rafael... No puede ser! En serio te lo digo MaryPops... en cualquier momento me caigo. Como vos sabes, tengo mi hermana alla asi que la excusa está y me mando un detourrete y te toco el timbre. Eso si, quiero que Mr Poppins no nos haga hablar en ingles, quiero cantar hasta la madrugada, alguna vez con tu otro vecino argentino que a mi me cae tan bonito, quiero bailar sevillanas, caminar por la playa, cogiendo caracoles, llevando calcetines, montando un pollo, 'pegando un paquete', y pasándonosla fenomenal!
(Según mi hermana "pegar un paquete" es algo como armar un escándalo....)

Ah, y hacemos una fiesta e invitamos solo a "algunos" bloggers... A Ri, el primero.

galo dijo...

Muy interesante, veo que hay toda una historia aquí que nadie conoce...
me autoinvito a España, tal vez vaya de intercambio o a un posgrado, ¿quién sabe?

Cosima dijo...

Qué excelente relato. Me imagino la casa llena de luz y con reflejos naranjas y amarillos. Yo en las mudanzas me pongo frenetica. Haberlo sabido te ayudaba. ;)

Disfruta Maja, Y mientras contanos como avanza (si acaso) el castellano de Mr. Pops.

El Mellizo dijo...

San Rafael 21, buen título para una novela.

Mary Poppins dijo...

ya no vivo en la calle San Rafael, pero síi en el mismo pueblo. Lo que describí en el cuento es verdad solo que lo del pulpo ocurrio despues. pero lo de los santos y Jesus y los manequies todo fue textual. No podia dejar esa casa. Nos ofrecian otras buenisimas, quiero decir con super comodidades y en unos suburbios privados , pero yo pense ya que vivo en España lo hago en su casco historico entre el flamenco y los pulpos y en una casa de 200 años.
Elastic, cuanta veces te invite ya sabes mi direccion real y espacio sobra, vinieron muchos ya solo quedas vos.
Recien se fue nuestro amigo que toca el piano tan bonito y cada vez mejor, y ahora tiene uno de cola en su casa y hay 2 contrabajos, un bandoneon, guitarras y micros. La fiesta , el vino , la risa y la musica estan servidas. Te esperamos, estirate elastic y veni.

Mary Poppins dijo...

Cosima sabes que sí el patio tenia un techo vidriado color ambar que daba reflejos amarillos.

Con lo Mr. Poppins lo tenemos mas dificil el idioma y el no se llevan muy bien y yo lo malacostumbre. Pero entiende bastante...

Gracias por pasar,

Galo of course

morgana dijo...

Qué lindas imágenes!
Te leo y lamento tanto que quede pendiente en mi vida esto de los viajes...
Me da cierta melancolía pero no me hagas caso, tu descripción es muy agradable, divertida.
Y quién te dice, quizá algún día deje mi cocina y haga otras cosas, verdad?
Te mando un beso grande.

Anónimo dijo...

mary pops dice
Morgana
Que alegria recibirte, lo de los viajes ha sido destino mas que suerte, claro que no puedo quejarme. Pero sabes como extraño mi buenos aires querido, tal vez porque no vivo mas ahi desde hace 14 años, igual vuelvo fiel a mi unico amor cada invierno
Mary

Ri dijo...

Mary, lo vi desde que lo subiste. Cuando termine de dar parciales lo leo atentamente, con la atencion que se merece.

Anónimo dijo...

que bien que describistes la mudanza pero y yo que te acomode todo en un plis plas y tu mirandome como diciendo esto no puede ser como coloca todo tan rapido te olvidaste de mencionarme anda arreglalo y dedicame algo MC

Mary Poppins dijo...

Para Maricarmen
tu sola merecerias el blog entero, sos mi angel de la guarda y una entrañable e incondicional amiga que desde aquel dia de febrero me ayudó a comodar varias cajas, en la casa y en el alma.
San Rafael 21 va dedicado a tí,
Mary Poppins

Anónimo dijo...

no merezco el blog entero todo lo que hago contigo lo hago de corazon yo tambien me alegro de haberte conocido en esa mudanza a ti y a tu familia os quiero MC

brasil dijo...

hay relatos que son entrañables. Este por cierto lo es

Desde muy chico los viajes me tocan especialmente. No he viajado mucho, pero he podido cumplir con algunas "obsesiones"

Me debo España y algún día lo haré. Simplemente porque es una deuda con mis abuelos. Especialmente por Avelino, el paterno, que es la persona a quien más he querido.

Almita dijo...

maryyyy me encanta como describis, escribis, percibo olores, imagino personajes, logras con tu relato que arme mi propia novela en la cabeza. Es cierto lo que dice el mellizo, San Rafael 21 es un muy buen titulo para una novela jejej vos escribi y yo edito ( jeje en un año y poquito me recibo de Editora jejejej )
Que lindo pasar por aca, como siempre, Gracias!!!!!!

Anónimo dijo...

maravilloso mary
blanca

Ri dijo...

Creo que no hay una frase que resuma mas a un mayordomo como "La señora me lo ordena, que quiera que haga"

Anónimo dijo...

Blanca gracias por tu "maravilloso" y por alojarme en Madrid estos dias. Fue una pasada tía.
Mary

Anónimo dijo...

Ri querido como nunca mas tendre un mayordomo en mi vida no pudo contestar tu comentario, pero tal vez les pega más: "decía el Señor"
Aunque suena de siglo pasado.
Mary

PS. Qque tal los parciales????

Anónimo dijo...

Almita, cuando quieras editame si te gusta, yo encantada y gracias po venir a San Rafael y visitarme un rato
Viste que es verdad que la realidad supera la fantasía?????

Ms/ Mary

Anónimo dijo...

Estimadísimo Brasil

Cuentame del Abuelo avelino.
De donde eraa el???


Mary Poppins (ya de regreso)

Almita dijo...

Mary solo tenes que seguir con tu relato, si queres lo voy bajando y hacemos " San Rafael 21:Las Historias de Mary Poppins"!!!!!!!!!!!

elastichica dijo...

MaryPop - Hoy cumple una semana este post.... parece un mes... Perdon pero con el correr de los dias voraginosos de fin de año, ya es el unico blog que abro... (hasta a mi amoroso ri lo tengo abandonado) ... a ver si me cambias al menos la fotito.
Me vas a decir que no soy quien para hablar ya que nunca más toqué mi ex-blog, pero estoy escribiendo y por fin la cosa progresa... me falta solo el viaje con la negra para hacer el ultimo clic. Te mandaré la nueva version, dedicada a mi mejor, más querida (y única) lectora...

Mary Poppins dijo...

Elastic de mi corazon:
Como el relato indica nací para obedecer y obedecerte. Ahí esta nueva entrada para que veas lo bien que se vive aquí.
Estuve en Madrid 3 días that's why!
Mandame por email el guion,
Mary

Anónimo dijo...

Me encanto, Y como sabes Marypops yo e vivido aya por dos anos. Justo en esa calle con solo un ano y se que nadie puede describir esa calle y ese lugarcomo vos! Y esto te lo digo de mi corazon!

BESOS
Espaniolica