jueves, 1 de noviembre de 2007

Pollos Pablo


Hace unos dias que el tema de la salsa me persigue, salsa pomarola, salsa blanca, y hasta el ritmo de la salsa.

En la calle Calvario, o puede ser Veracruz, había un pequeño comercio cuyo propietario era el señor Pablo, raro nombre andaluz. “Pollos Pablo” era la razón social.
El comercio desapareció, si mal no recuerdo en Mayo del 2000, después de la salida de la Virgen de La Caridad y de las antiguas pesetas.
Aquel verano, no cociné, lo acusé a que nunca aprendí del todo, a que cada uno tiene un gusto distinto, y a que mi cocina no se convertiría en un restaurante donde una camarera pregunta ante las altas temperaturas, vos que querés comer?, and you?
El, tengo que decir, fue siempre fácil de satisfacer, con esa memoria feminista ancestral estadounidense que arrastra, y que a mí tanto conviene.
He pasaba por las noches a traer uno de los pollos rotisereados del Señor Pablo, buenos, bonitos y baratos en pesetas.
Yo abría el plástico, que recubría el tradicional bowl de aluminio que decía: “Pollos Pablo, el secreto está en la salsa”.
Yo sola, trataba de degustar los elementos que componían la salsa de Pablo, sin éxito. He, he didn’t care. Pero cada noche yo, volvía caprichosa a descifrar nomenclaturas de sabores a los que rendida (como en uno de esos juegos donde se tiene la respuesta en la punta de la lengua, not enough and never better said!!) le preguntaba: “What do you think is in the sauce???”
Hacia finales de agosto, el pollo del día lo fui a buscar yo.
El cartel de la entrada leía del mismo modo: “Pollos Pablo, el secreto está en la salsa”. Ahora la inquietud y la impaciencia del misterio y de la cola andaluza me atormentaban.
Ya dentro de esa cámara de olores, vapores, y aves bellamente retorcidas, le pregunté al señor mayor que me atendía: -¿Usted es el señor Pablo?- el hombre en delantal respondió: -Sí, dígame.-
-Mire, es que tengo una curiosidad, la salsa de los pollos… ¿qué tiene?- a lo que él respondió acercándose a mí: -si le dijera el secreto….-. Yo insistí: -Pues mire Usted, (usando el convencionalismo local del pues adelante), hágalo tranquilamente, nunca le haría competencia, le aseguro, créame me lo puede revelar sin problemas, a mí la cocina me interesa nada, y lo de la salsa es solo cuestión de curiosidad.- ...y desesperación, pensé.
-Discúlpeme, pero no puedo.-

A los meses salió la Virgen de la Caridad desde la esquina del pasaje Veracruz, y al rato don Pablo con sus sabrosos pollos de la mano y en santa procesión.
Un poco más tarde aprendí a cocinar todo menos aquella salsa.

23 comentarios:

Bombón Asesino dijo...

Los ingredientes de mi salsa son: ajo, cebolla, tomate verdadero y no de caja, un toque de jemgibre. Me animo a darla porque no es gran cosa, entiendo que Pablo que no haya revelado su secreto.

Cosima dijo...

Yo personalmente no soy fanatica ni mucho menos de las salsas con tomate, pero me gusta la salvia, el curry y la pimienta.

Habria que cocinar más seguido - es bueno para el alma.

Mary Poppins dijo...

Y la receta de tu alma, cual es???

Mary Poppins dijo...

Se puede compartir hasta el secreto del alma si lo desean, ya les dije la cocina no me interesa!

Cosima dijo...

Já! Ahí sí tengo mi super combo: Libertad, música, escultura, amigos, amantes, niños, libros, pintura, naturaleza, barro, olores y fragancias, el sol - the more the merrier.

Bombón Asesino dijo...

Vino, baile, amor, libros, bombones, verde.

Tommy Barban dijo...

En la salsa y en la vida, a mí me gusta bien picante.

Tommy Barban dijo...

En la salsa y en la vida, a mí me gusta bien picante.

El Mellizo dijo...

Querida Miss Mary:
Mi salsa preferida que suelo preparar los domingos de invierno para acompañar spaghettis es la siguiente:
ajo (moderado)
cebolla (un poco más que moderado)
tomate perita natural cortado en cubitos (mucha cantidad)
tres yuyos a saber: albahaca en cantidad suficiente, salvia un toque y otro de tomillo (la perfuma estupendamente).
Pimienta negra bastante.
Sal a gusto.
Si hay ganas se le puede agregar aldo de carne. También atún.
Para borra a ese inefable impostor que no es nada mío tiene que borrar todo donde dice URL y poner el mío que es: http://www.wwwelmellizo.blogspot.com/

Mary Poppins dijo...

Well done Mr. Barban!
See, you can do it. All those tips about first dates, we didn't have a decent one yet.
So, now we have the when (today), the where (my place), last part is the how!
Cuenteme, sea Ud. tambien buenito, que es picante para Usted, y no me venga con tomatitos. Usted puede!

Ri dijo...

La mia de tomate es:

Tomates pelados.
Zanahoria rallada finita
Cebolla .
Pimienta verde.
Extracto de tomate.
Laurel y tomillo.
Vino blanco.
Morron pelado.
Opcional: Carne picada

brasil dijo...

cebolla de verdeo, vino blanco, pimienta verde, ajo, vieyras y azafran.

Mi silla preferida, los alámos con viento, mis chicos y mi mujer cerca pero no al lado, y mi perro Brasil a mis pies y el gato Felix sobre la mesa

Mastronardi dijo...

Yo estoy con Tommy: todo lo más picante posible.

Y en mi salsa nunca falta la zanahoria y el morrón (aunque ahora esté por las nubes, y bueno, a elegir el morron más pequeño de la verdulería, claro está). Si hay plata, también hay cebolla de verdeo y puerro. Y si hay tiempo: nada de puré de tomate sino unos verdaderos tomatoes rojos y grandotes.

(Este Pablo, que leo, es el tercero que conozco; los otros dos, en presencia física, con el correr de los años, son aun misteriosos; Pablo el Cocinero no se queda ni un poquito atrás de ellos dos.)

Roquentin dijo...

una cómoda silla (no tengo preferida todavía) un buen vino, una charla reconfortante, unos versos, un balcón, el cielo oscureciendo entre las ramas, una llamada esperada, una sonrisa difícil de disimular, una mirada que haga vibrar, melancolía caminada, euforia bailada, despertar primero y verla dormir, canciones cargadas de nostalgia, un cielo estrellado( cliché) y por ultimo esa repentina sensación de eternidad...que dura poco y nada.

por otro lado, a los sorrentinos les pongo putanesca (pero no la se hacer)

saludos, muy buena su pregunta

Mary Poppins dijo...

Apuntando recetas estoy...a mil

galo dijo...

Tengo que aprender a hacer salsas... hoy casualmente comí unos sorrentinos con scarparo.
Aporte baladí pero aporte al fin.
Respecto de la receta del alma... la buscamos con la lupa, ¿no?

elastichica dijo...

Solo sé cocinar dos cosas: un risotto de los dioses y una salsa bolognesa de la san putanesca. Aprendí los dos en el '89 de un tal Francesco, y los dos tienen el mismo secreto (que apuesto es el secreto de Pablo)... Il segretto e nel vino, bianco certamente.

Mary Poppins dijo...

Queridos salseros
Gracias por cocinar conmigo esta noche,
A mi me gusta ese olo a aceite de oliva friendo una cebolla y un ajo, no? es basico!
La salsa personal, todos hacemos lo que podemos, personalmente, yo intento divertirme con pequenas cosas, caminar en la playa al ataredecer, y querer mas a la Mary Poppins que no soy, ni pretendo ser.

morgana dijo...

Ante todo te agradezco la visita por mi cocina inconclusa.
Y si de cocina hablamos... yo ahí no tengo secretos (en otros lugares de la casa, quién sabe?).
Digamos las cosas como son. Para tener secretos debería cocinar y en esa cocina se hace muchísimas cosas pero muy poco de alta cocina.
Si además, agregamos el dato (real) que soy vegetariana (ojo... vegetariana pero ni boludita ni fundamentalista, eh?) la cocina es básicamente sana y las salsas no son lo más visto por ahí.
Pero, a la hora de las pastas, viene muy bien acompañarlas con una simple salsa fileto: dos dintes de ajo, cebolla picada finísima, oregano imperceptible y tomates peritas pelados comunes comunes y el aceite, obviamente, oliva extra virgen.
Lo picante, que lo pongan los comensales.
Y el vino lo invito yo.
Cuando quiera ponga la mesa.
Besos culinarios.

elastichica dijo...

Yyyyy.... en las famosas palabras de Madonna:
I'm waiting....

Mary Poppins dijo...

Morgana
bienvenida! gracias por entrar em bolso que ahora mismo esta lleno de salsas y olores. Muy interesante tu blog.
Elasti si lee esto clickee en esta chica Morgana, muy buena!
Y en el club de los romanticos de Ri, Galo, y Roquentin.
Elastic, I am waiting too, pero no se que, algo tiene que ocurrir y no bien qué será!

Ruiz de Bragelonne dijo...

¡Hola!

¿Saben la importancia que tiene la buena comida en la salud? Comer bien es un artículo de lujo... Cocinar bien es un gran patrimonio.

La buena o mala comida es uno de los factores fundamentales (si no el más) a la hroa de decidir cuánto y, sobre todo, CÓMO vamos a vivir. De hecho uno de los problemas mas jodidos de la sociedad actual es que la gente se acostumbra a vivir y comer mal... más bien como el orto.

Por desgracia no tengo ni las habilidades ni la paciencia necesaria para dedicarme a las artes culinarias=(

Be free...

Carlos dijo...

Hola,
cuantos recuerdos me traen esos comentarios, cuantos sabrosos pollos asados cocinados en ese lugar me comí, bueno, y tambien ayudé a cocinar y trocear, ya que este señor Pablo es mi padre,aún a día de hoy, aunque no puedo cocinarlos al fuego como allí se hacían, me preparo en casa los pollos asados con esa exquisita salsa que me prepara el "Señor Pablo", mis hijos cuando saborean ese exquisito manjar con sabor a pollo pero tan especial, me repiten la pregunta del millón, "¿Papá cual es el secreto de la salsa de los pollos del abuelo?", y yo tal y como me enseñó mi padre a contestar, repito una y mil veces,"! si os lo digo,dejaría de ser un secreto!"
saludos