miércoles, 23 de febrero de 2011

declaración de amor

-Io te quiero y me quiero casar contigo- Amadeo 5 anitos

Y allá fue mi última proposición de amor para siempre.

11 comentarios:

Juan Moreira dijo...

Recuerdo un día mi niña el año pasado, que me miró y como quien habla del tiempo me dice "Pa, de grande yo no me puedo casar con vos, no?" "No nena"..."¿porque estas casado con mamá...?"

dondelohabredejado dijo...

Entre el post y el comentario de Moreira, muero de ternura.
Abrazos.

elastichica dijo...

vos siempre tuviste declaraciones de amor de cuanto niño u hombre que se te acercaba un poco. Sin ir mas lejos, recuerdo una declaracio en la esquina de Moreno y Defensa.

asi que no te me hagas la pobrecita, eh?

Mary Poppins dijo...

JM qué linda tu hija!

Marina: :)

Ela: me resulta difícil contestarte ahora que estas en la pantalla grande

Moreno y Defensa ummm

Mary Poppins dijo...

hoy empezó mi primavera.
El dia perfecto y me puse mi pollera (de hace 10 anios) que mas me gusta beige y blanca
y ahora me voy a leer hasta que se me caiga el libro
Un beso

Juana de Arco dijo...

Que lindo Mary.!! las declaraciones de amor y que lindas las faldas blancas y beige, ahora que me lo recordas he comprado como 2 o 3 que no me las puse nunca, ahì estàn con las etiquetas puestas colgadas en el placard.

Te mando un beso.

elastichica dijo...

a vos sola te paso el link... te vas a morir de risa.

Mary Poppins dijo...

Juana: la mia es larga y me la pongo con remera blanca y un pullovercito beige. Nada fashion pero me encanta

Use las suyas , animese que todavia esta el sol

Mary Poppins dijo...

Ela: la unica que probablemente no te vea sea YO

Ya todo el mundo sabe que sos la mujer Impulse. La suerte esta echada (y la verguenza perdida)

Pero te suplico mandame ESE link

Te quiero y extranio

La condesa sangrienta dijo...

Morí de amor con esa declaración de amor y con la hija de Moreira.

Para ud. la primavera empieza el 24 de febrero o comienza cada vez que se pone la falda beige y blanca?

Mary Poppins dijo...

conde: lo segundo, aunque me vuelva a morir de frio despues