jueves, 15 de octubre de 2009

... y el vecinito de enfrente ...


Me gusta mi casa y mi calle. Mi barrio no tiene nombre porque apenas está en un pueblo pequeño para tener barrios, asi que no. Vecinos activos, cinco.
Largo y misterioso sería contar el porque el senor de enfrente se molesta tanto con nosotros. No lo sabemos.
El caso es que llama a la poli (que asiste a su llamado de aburrida nomás) para que pongan multas a mi coche. Cada vez 90 euros, aclaro, y por estar estacionada en la puerta de mi garage que ni le molesta.
La multa me la quitan pero no tengo más que rendirme al poder de este hombre que por alguna razón nos odia con pasión.
La primera vez fue a las 7am, el timbre suena como si tuviera un ataque de epilepsia. Mi marido estaba en USA así que, ejerciendo de responsable del hogar, me despierto y abro la puerta para encontrarme a una fiera que me grita que le saque mi coche de una zona no señalizada. No entiendo, le sonrío pensando que es una broma. No lo era. Me contesta: -Ahora por cojones me lo quitas!- Con los reflejos lentos digo que sí y le saco el coche sin entender.
El senor, propietario de un Audi 6 super lujoso sale de su garage subterráneo cada día pero parece le molesta un poco la presencia del mío aunque le sobran metros.
En los últimos 4 meses me despertó dos veces y llamó a la policia tres, la última a las 2:30 am. y la ninia no estaba practicando trompeta.
Mi marido le preguntó -Por qué nos haces esto?-
-Para que aprendas!- contestó
Una pena enorme, alguna vez fuimos casi amigos.

Hemos decidido actuar con altura, y dejar que solo él y su mujer se coman la rabia.
Ahora estacionamos a la vuelta.

Consejos?

16 comentarios:

La condesa sangrienta dijo...

Sería bueno saber qué cosa es lo que uds. 'deben aprender'.
Consejo, ninguno. Creo que la gente violenta siempre busca una excusa para dar rienda suelta a su ira y lo mejor es no darle oportunidad.
La sin razón y la violencia son perturbadoras, mejor dejarlas pasar.
Beso Mary (y averigüe si al vecino de la vuelta no le molesta su coche!)

Estrella dijo...

¿Y por qué le molesta?
Te tocó un bravo, malhumorado, de pocas pulgas.
Probaría:

1) Conquistarlo. Flores, bombones, halagos: todo vale. En una de esas lo desarmás. En una de esas, dije. Ojo.

2) Denuncialo. Si a él le moleta tu auto, a vos te perturba su talante.

Mmmm, no sé me ocurre qué más!

Dante B. dijo...

Un vecino de Dalt Vila, en Ibiza, al que le molestaba que estacionáramos frente a su fachada (era legal hacerlo) me dijo una vez: "¡Tengan cuidado porque acá ya hicimos una guerra!" Eso y una amenaza de muerte se parecen demasiado. Como era de una "familia tradicional" de Ibiza, con el tiempo logró que la calle no tuviera más estacionamientos. Ahora sí: él ya está muerto y yo sigo estacionado en la vida...
De cualquier forma te aconsejo que tengas cuidado, mucho.
Seguramente no le gustáis. Sóis extranjeros.

El viento a contramano dijo...

mmm. Yo le preguntaría:
¿por qué razón, mi querido vecino, debería yo sacar el coche de ese lugar?
- Si la respuesta es convincente, busco un lugar para estacionarlo sin que a este señor le moleste.
- Si la respuesta es un capricho del Don éste (que es lo que me parece según el relato), lo mando a su casa a dormir la siesta y dejo el auto donde está y que se pudra en su veneno el sr, algún día se acostumbrara (debe ser un sr mayor que está muy aburrido).

Se que es un lio la situación, pero me resulto graciosa (imaginé la cara de viejo enojado y me reí). Saludos Mary.

Juan Moreira dijo...

Es desagradable. Tengo un solo vecino, por motivos que no vienen al caso, mi último diálogo con el fue:

El: "Tené cuidado, porque como vamos, terminamos mal"

Yo: "Me estás amenazando? ¿tengo que hacer una exposición civil en la policia?"

El: "¡Nooooo!, ¿para que me voy a gastar amenazando a un pelotudo como vos?"

Yo (sacado) :"Mirá rengo de mierda, ladrón de caballos, la próxima vez que te atrevas aunque sea a mirarme te mato, y si le pasa algo a mi familia o a mis animales, te mato a vos y a todo lo que se mueve del otro lado del alambre...¿me entendiste?"

Esto fue hace un año, después de cuatro años de bancarle ventajeadas y quejas estúpidas. No nos volvimos a hablar, y estoy esperando que se mande alguna maldad

Así que mi consejo sería que no hagas lo que yo, no te enrosques y correle el auto

Mary Poppins dijo...

conde
quien sabe
Lo mejor es ignorar ... como a los anonimos
Beso

Estrella:
Opcion #1 imposible
Opcion #2 ya dije a la policia en la oficina que nos estaba acosando
Veremos.

Mary Poppins dijo...

Dante
No, no le gustamos, es contra nosotros . Un vecino que se entero me dio su apoyo y dijo "el tio ese es un cabroncete" se mete con vosotros porque sois extranjeros, tal cual
triste, no?

Mary Poppins dijo...

viento:
el hombre ronda los 55, no es viejo es un imbecil pretencioso que se cree el duenio del mundo
Hace un mes solo le dije a la seniora que me parecia una tonteria y que mejor era sonreirnos y saludarnos bien.
No va a ser posible

Mary Poppins dijo...

Juan Moreira: estoy de acuerdo. Ademas si alguien tuviera que poner los puntos sobre las ies es mi marido , pero no habla castellano
Todo pa'mi

un día de furia dijo...

.. asesinalo al hijo puta ese.
Para neurosis, primero las mías qué joder.

Ojaral dijo...

Dejale un sorete de perro frente a la puerta, todas las mañanas.

Mary Poppins dijo...

Un dia de furia: en mi tierra dice: "lo mato con indiferencia"

Ojaral: Podria. Ahora tengo can
Saludos

Anónimo dijo...

coincido con ojaral:dejále los excrementos de tu can en su puerta cada tanto....

Bichi dijo...

apoyo la propuesta de dejarle caca de perro en su puerta!!!

Dalva dijo...

pero qué bajón! tener vecinos de merd es una patada en los huevos. Te los tenés que fumar sí o sí, y bajar vos las revoluciones, porque si no se vuelve una guerra espantosa. Pero no le dejes pasar una! La primera que se descarrile llamás a la policiía vos, a ver si aprende el señor.

Dalva dijo...

y aparte nacionalista! horror! los odia por extranjeros? un espanto! lo del zorete no lo haría, va a desatar la guerra. Matalo con la indeferencia, portejé tu energía, para que no te la chupe o te la contamine con su maldad.