martes, 11 de agosto de 2009

corte & confección

Le pedaleaba lindo a la Singer. Parecía más contenta desde que unos coreanos de Avellaneda le encargaron unas veinte polleras de algodón estampado asegurándole 25 pesos diarios. Se había salvado del desalojo y hasta llegaba a pensar en la comunión de Manuel para el mes de octubre. Creía que llegaba.
El cura le había dicho que si el chico no estaba como corresponde tendría que hacer el catecismo de nuevo. Ella iba a poder.
La piecita era fría en invierno sobretodo después de entrar de lavarse la cara en la pileta del patio. En enero también era fría.

El último día que fue feliz con un hombre fue cuando Facundo le hizo a Manuel en la misma pieza fría. Después siguió siendo feliz por siete meses más hasta que encontró a Facundo montado sobre la pendeja del conventillo de al lado. Ese día se le cortó la piel y le entró el dolor.
No quiso saber de hombres nunca jamás.

Los miércoles pagaban los coreanos.
-No pleocupal , ta'bien así, lápido sacal pollelas-
-Sí, pero acá, a nosotros, nos gustan las cositas bien hechas-

Ya de noche cuando Manuel dormía terminaba en la cama los detalles finales de la costura para que quedara todo bien presentado. Después sacaba su costurero, se ponía el dedal, enhebraba con hilo de seda la aguja que ya reconocía entre tantas y se pinchaba su carne pasando la aguja y zurciéndose cada noche sus propios puntos.

12 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Que belleza de texto, Mary!! Da para más, ese personaje da para mucho más. Seguilo, dale!!
Beso.

Mary Poppins dijo...

que linda Marina! pero sera otro dia
yo tambien estoy cosiendo
un beso

JM dijo...

No te hagas problema hermosa, hay días para coser, otros para descoser, y otros para bordar hermosuras

Ojaral dijo...

Hay vidas que de tan deshilachadas van perdiendo la forma. Y coserse el cuerpo es una linda metáfora del dolor que produce la pobreza.
Qué lindo le salió éste.
Saludos!

Mary Poppins dijo...

JM: me olvide como bordar
un beso

ojaral: la pobreza y el desamor
gracias

La condesa sangrienta dijo...

Precioso texto.
Esas historias suceden y las vemos a diario porque hay quienes no dan puntada sin hilo.
Beso grande.

Mary Poppins dijo...

pudiendo coser...
gracias conde

Marina dijo...

che, esto, como dice Ojaral, me pareció bien metafórico. Hola, Mary! soy la ex MQDLV

Ricardo Z dijo...

Hay mucha tristeza ultimamente, Mary
Beso.

chorch dijo...

A mi me parece que el desamor podremos controlarlo con costuras en las partes que nos han quedado sueltas, al aire.

Con un hilo de seda suturarnos las grietas, digo, tal vez un poco loco.

girlontape dijo...

WOW... qué powerrrr... hermoso cuento, un micro dostoyevski... felicitaciones QM!!! beso stef

yo dijo...

¿y?